7 Consejos para Niños que se Ponen Frenillos

Los frenillos son una opción de tratamiento ortodóntico efectiva que puede mejorar la sonrisa y la salud oral de tu hijo. Son un tratamiento común entre los adolescentes que tienen dientes torcidos y desalineados. El impacto de estos problemas dentales puede afectar la autoestima y el desarrollo de tu hijo durante la adolescencia. A continuación, encontrarás 7 consejos para niños que se van a poner frenillos para que puedas preparar a tu hijo efectivamente para el tratamiento ortodóntico.

7 Consejos para Niños que se Ponen Frenillos

El tratamiento ortodóntico ofrece una serie de beneficios de por vida. Considera los siguientes consejos si tu hijo va a recibir tratamiento con frenillos.

Discute y Gestiona Sus Expectativas:

Gestionar las expectativas de tu hijo es crítico cuando se preparan para el tratamiento con frenillos. Cada niño es diferente, por lo que esta conversación debe ser apropiada para su edad. Sin embargo, informa a tu hijo qué esperar cuando le pongan los frenillos, durante el tratamiento y incluso después. El tratamiento con frenillos no termina una vez que se los quitan, ya que necesitarán usar un retenedor para preservar sus resultados a largo plazo. Habla con tu hijo con anticipación para que esté preparado para todo el proceso.

Escucha y Aborda Sus Preocupaciones:

Tu hijo puede tener algunas preocupaciones razonables sobre el tratamiento. Por eso, escuchar sus preocupaciones es una parte integral de la preparación para el tratamiento. Responde cualquier pregunta que puedas, pero consulta con un dentista en Coastland Dental sobre cualquier pregunta sobre la que no estés seguro. Proporcionar un ambiente abierto con tu hijo puede ayudarle a sentirse apoyado, lo que puede resultar finalmente en el éxito de su tratamiento con frenillos.

Prepara Comidas con Anticipación:

Habrá cambios dietéticos que se necesitarán hacer, especialmente durante los primeros días y semanas. Prepara comidas con anticipación para que tu hijo tenga los alimentos adecuados para comer mientras se adapta al proceso de tratamiento. Habla con tu hijo sobre sus preferencias alimenticias y qué funcionará con los frenillos. Es mejor concentrarse en una dieta líquida y hacer la transición lentamente a alimentos más blandos. La molestia debería desaparecer después de una semana o así, por lo que esto es solo temporal.

Compra Suministros con Anticipación:

Hay algunos suministros útiles que pueden hacer el proceso de tratamiento con frenillos mucho más fácil. Compra suministros con anticipación para asegurarte de que tu hijo esté cuidado antes de que le pongan los frenillos. La cera ortodóntica y el hilo dental especializado son imprescindibles para tu hijo. Estos productos pueden ayudarle a hacer la transición fácilmente al tratamiento con frenillos.

Prepárate para Su Molestia:

Ser realista con tu hijo sobre la molestia es una parte necesaria del proceso de preparación. Los primeros días hasta una semana pueden venir con algo de incomodidad. Cada paciente es diferente, por lo que puede ser beneficioso comer alimentos blandos que estén fríos, usar una compresa fría y tomar medicamentos de venta libre para ayudar con el dolor. Si tu hijo tiene un dolor serio después de una semana, consulta con tu dentista.

Discute Cambios Dietéticos:

Los frenillos son una inversión en la salud oral a largo plazo de tu hijo. Para asegurarte de que entiendan eso, discute los cambios dietéticos que son necesarios para el tratamiento con frenillos con antelación. Ciertos alimentos están prohibidos con los frenillos, incluyendo palomitas de maíz, caramelo, chicle y otros alimentos pegajosos que pueden interrumpir el tratamiento con frenillos. Habla con tu hijo sobre los alimentos que no puede comer durante el tratamiento para que esté preparado con antelación.

Beneficios del Tratamiento:

Si tu hijo tiene algunas reservas después de discutir el tratamiento con frenillos, habla con él sobre los beneficios. No solo los frenillos mejorarán su salud oral a largo plazo, sino que también pueden mejorar la apariencia de sus dientes. Esto puede mejorar en última instancia su confianza y autoestima.

Frenillos Dentales Asequibles

Los frenillos ofrecen una serie de beneficios que pueden tener un impacto duradero en tu hijo. Si crees que tu hijo puede necesitar frenillos, el equipo de Coastland Dental es experto en tratamiento ortodóntico. Ofrecen frenillos dentales asequibles que pueden mejorar la salud oral y la confianza en sí mismo de tu hijo. ¡Contacta a su equipo hoy para programar una consulta!